TOLEDO

  • Fecha de Viaje: Octubre 2016
  • ¿Cómo llegué a esta ciudad?: Tren desde Madrid.

La Ciudad de las Tres Culturas

Estando tan cerca de Madrid (30 min en tren o 50 min en bus) vale la pena hacerse una escapada para recorrer esta maravillosa ciudad. Toledo es una de las ciudades españolas con mayor riqueza monumental. Conocida como la “ciudad de las tres culturas”, debido a la convivencia durante siglos de cristianos, árabes y judíos, Toledo conserva tras sus murallas un legado artístico y cultural en forma de iglesias, palacios, fortalezas, mezquitas y sinagogas. Esta gran diversidad de estilos artísticos convierte el casco antiguo de la capital de Castilla – La Mancha en un auténtico museo al aire libre, hecho que ha permitido su declaración como Patrimonio de la Humanidad.

Para llegar a Toledo nos tomamos un tren en la estación Puerta de Atocha, en Madrid hasta la Estación AVE Toledo. El recorrido fue de 30 minutos aproximadamente.

Una vez en esta hermosa estación hay varias opciones para llegar al casco histórico. Una opción es tomar un bus turísticos (salen desde la estación de tren y desde la estación de bus) que dependiendo el trayecto pueden costar 2.50€, 5.50€ y 9€ (más info aquí). Nosotros optamos por otra opción más interesante, subir a pie. He aquí un pequeño secreto de Toledo. Hay un atajo para ahorrarse los casi 2 km de camino sinuoso en subida, que son las escaleras mecánicas juntos a las Ruinas del Convento de San Pablo. Estos 6 tramos de escalera mecánica te depositan en pocos minutos a menos de una cuadra de la Plaza Zocodover.

_DSC0698
Ruinas del Convento de San Pablo

Las ruinas están situadas bajo el Miradero, en la margen derecha del río Tajo, antes de llegar al Puente de Alcántara. Antes de la instalación de la comunidad de Dominicos, el paraje era conocido como huerta de San Pablo. En el siglo XIII, el rey Fernando III el Santo dona esta zona a la orden de los predicadores dominicos que llegan a Toledo en el año 1229 para hacerse cargo de esta propiedad, ya referida como cercana al Granadal. Construyeron en ella su convento, edificando una iglesia y donde habitaron hasta el año 1407, fecha en que debido a las condiciones malsanas del lugar lo abandonan para instalarse en San Pedro Mártir.

Una vez arriba teníamos una linda vista del río Tajo.

_DSC0699-2
Toledo

Una vez aquí descendimos unos minutos por la Calle Real del Arrabal para contemplar la Puerta del Sol y la Puerta de Bisagra. Esta última está considerada como la más importante de la ciudad, tanto por su ubicación, como por sus dimensiones.

Volvimos sobre nuestros pasos y caminamos hasta la Plaza de Zocodover.

_DSC0713-2
Plaza de Zocodover

Esta plaza es el actual centro social de la ciudad, donde históricamente se instalaban los mercados.

Lo mejor para hacer en Toledo es perderse por sus calles (digo perderse en serio). Su construcción amurallada y sus pequeñas calles te da la sensación de estar caminando en épocas medievales.

Toledo esta lleno de iglesias muy antiguas. La Iglesia del Salvador era una de ellas. Es uno de los edificios medievales con más restos entre sus muros de distintos procedentes de edificios tardorromanos y visigodos. Desde el s.IX fue una mezquita, orientada al sureste. Conserva una torre de campanas sobre el primitivo alminar de mezquita, restos de un patio con arcos árabes sobre cementerio cristiano y sobre todo, una pilastra única de época paleocristiana o visigoda, con escenas de la vida de Cristo. En el reinado de Alfonso VII (siglo XII) se convierte en Iglesia dedicada a San Salvador. En su interior se pueden ver estas ruinas en el patio y en su cripta debajo del altar. También se puede subir al campanario y tener una buena vista de la ciudad. La entrada cuesta 5€, dinero que está destinado al estudio y preservación del edificio.

A pocos minutos se encuentra el Convento San Clemente con una exposición muy interesante: “Templarios y otras Ordenes Militares”. En ella se presenta la vida y el entorno cultural que rodea la actividad de los caballeros empeñados en salvaguardar los lugares considerados santos para el cristianismo, así como su actividad para proteger vidas y haciendas de los que participaban en las batallas contra los musulmanes.
Su papel en la conformación de los reinos católicos de la Península Ibérica fue decisiva. La muestra recrea vestimentas de la época como así también expone armas y armaduras originales de la época de las cruzadas. La muestra está ordenada cronológicamente contando la historia de estos caballeros que es, por demás interesante.

La entrada a la exposición nos salió 7€ y era válida también para acceder al Museo Antiguos Instrumentos de Tortura. Dividida en cinco bloques temáticos la muestra ofrece un brillante recorrido por la historia de uno de los tribunales más temidos de la historia: la Inquisición. Alrededor de cuarenta piezas procedentes de anticuarios y mercados de arte conforman la exposición que ahonda también en los aspectos sociales, políticos y religiosos ligados a la historia del mencionado organismo. Evitando el tenebrismo, la presentación de los aparatos y máquinas usados por los tribunales civiles y eclesiásticos para obtener confesiones nos desvelan la verdadera dimensión de las actividades de la Inquisición , su organización, su importancia como motor y censor de ideas y actitudes y las consecuencias que de ello se derivaban para las sociedades del momento. La exposición reúne una selección de las máquinas más utilizadas por los distintos tribunales inquisitoriales, eclesiásticos y civiles, tanto españoles como de otros países europeos.

Otro lugar histórica es la Iglesia de San Román y su Museo de los Concilios y de la Cultura Visigoda. La misma contiene varias colecciones arqueológicas de los siglos VI, VII y VIII, que muestran algunos de los vestigios histórico-artísticos de lo que fue la antigua capital del reino visigodo de Toledo, tales como cimacios, capiteles, relieves, muestras epigráficas, pintura, documentos y orfebrería. También se exhiben los ajuares encontrados en la Necrópolis de Carpio de Tajo, así como excelentes reproducciones de las coronas votivas del Tesoro de Guarrazar.  Los frescos que recubren los muros (s. XIII) poseen acusadas influencias románicas e hispano-árabes. La entrada cuesta 1€ nada más.

Les dejo algunas fotos más de la ciudad:

Por último recorrimos otros tres lugares muy famosos de la ciudad: la Catedral Primada de Toledo, el Alcázar de Toledo y el Museo del Ejército.

Catedral Primada de Toledo

Conocida también como catedral de Santa María comenzó a construirse en 1226 bajo el reinado de Fernando III el Santo y las últimas aportaciones góticas se dieron en el siglo XV cuando en 1493 se cerraron las bóvedas de los pies de la nave central, en tiempos de los Reyes Católicos. Está construida con piedra blanca de Olihuelas (en el término de Olías del Rey).

catedral

Alcázar

En la colina más alta de la ciudad, con 548 metros, domina el horizonte la solitaria mole rectangular del Alcázar. Es uno de los pocos edificios exentos de la ciudad. Los vestigios de las estructuras anteriores indican que siempre fue un lugar fortificado, desde el pretorio romano y la defensa de la alcazaba musulmana. El actual edificio fue mandado construir por el emperador Carlos V, para tener una residencia digna de tal monarca. Tuvo diversos usos a lo largo de los siglos, como la cárcel de la Corona, cuartel militar de ejércitos propios y extraños, o talleres de sederos, antes de albergar la Academia de Infantería.

_DSC0935-2
Alcázar

Museo del Ejército

El museo del Ejército está instalado en dos edificios, el histórico Alcázar y el de nueva planta, unidos por los restos hallados en las excavaciones arqueológicas realizadas para la ampliación.  El espacio se ha distribuido en salas que reflejan la historia de España hermanada con la de su Ejército, y salas que presentan temáticamente la riqueza de los fondos del Museo a través de las colecciones. Como era domingo la entrada fue gratis pero solo estaban abiertas al público dos salas. Me quedé con ganas de ver más.

Toledo son de esas ciudades que te trasportan a otra época. Por un momento, cerras los ojos y fantaseas con ser un gran caballero, cruzar sus murallas con tu fiel corcel y recorrer sus calles. Quizás en alguna vida pasada lo hice.

Para seguir mi viaje en orden cronológico lee el post de la siguiente ciudad: MADRID

Les dejo un mapa con mis puntos de interés recorridos durante mi visita a Toledo: