ROMA 2016

  • Fecha de Viaje: Octubre 2016
  • ¿Cómo llegué a esta ciudad?: Tren desde Venecia
  • ¿Cuántas noches me quedé?: 2 noches
  • Hotel Elegido: The Yellow

La Ciudad Eterna

Roma 1

DIA 1

A la capital italiana llegamos en tren desde Venecia (para leer mi post sobre Venecia clic aquí). El viaje duró 3 horas 33 minutos con Trenitalia. A Roma llegamos en avión al principio del viaje. Para saber como ir desde el aeropuerto Fiumicino al centro de Roma, a la estación Termini, pueden leer mi post sobre Florencia (clic aquí). Caminamos desde Termini hasta nuestro hostel: The Yellow. Ubicado a 5 cuadras de la estación de tren, este popular hostel cuenta con habitaciones privadas y compartidas distribuidas en 3 edificios en la misma calle. Cuenta también con bar/restauran donde hacen descuentos a los que se hospeden en el hostel. La zona esta rodeada de restaurantes y cafes. Por 27€ conseguimos una habitación de cuatro camas con baño compartido. El hostel cuenta con cocina completa y áreas en común con televisor y Play Station.

 

Lo primero que hicimos fue ir a conocer el símbolo máximo de la ciudad: el Coliseo (no nos pudimos contener). El Coliseo forma parte de un conjunto de tres sitios histórico, uno alado del otro: el Coliseo, el Foro Romano y el Monte Palatino. Hay una entrada conjunta para los tres lugares, válida por 2 días, que cuesta 12€. Les recomiendo sacar la entrada en las casillas del Foro Romano, es donde siempre hay menos filas. Una vez sacada la entrada pueden visitar los sitios en el orden que quieran. Nosotros lo hicimos así: Foro, Palatino y al final Coliseo.

El Foro Romano era la zona en la que se desarrollaba la vida pública y religiosa en la antigua Roma. Junto con el Coliseo, es la mayor muestra de grandeza del Imperio Romano que se puede ver en la actualidad. Al finalizar el Imperio, el Foro Romano se dejó en el olvido y poco a poco quedó enterrado. Aunque en el siglo XVI ya se conocía la existencia y la ubicación del Foro, no fue hasta el siglo XX cuando se realizaron las excavaciones. Como curiosidad, el área en el que se encuentra el Foro fue en sus inicios una zona pantanosa. En el siglo VI a.C. el área fue drenada mediante la Cloaca Máxima, uno de los primeros sistemas de alcantarillado del mundo.

_DSC0135

Además del gran número de templos que hay en el foro (Saturno, Venus, Rómulo, Vesta, etc.), conviene prestar especial atención a los siguientes puntos de interés:

  • Arco de Tito: Es un arco del triunfo que conmemora la victoria de Roma sobre Jerusalén. Fue construido tras la muerte del emperador Tito.

_DSC0169

  • Arco de Severo Séptimo: Arco erigido en el año 203 d.C. para conmemorar el tercer aniversario de Severo Séptimo como emperador.

_DSC0150

  • Templo de Antonino y Faustina: Construido en el siglo II, el templo de Antonino y Faustina destaca por ser el templo mejor conservado del Foro Romano.

arco

  • Basílica de Majencio y Constantino: Si bien está derruida en su mayor parte, su tamaño da motivos para pensar que fue uno de los edificios más importantes del Foro Romano.
  • La Curia: En este edificio se reunía el Senado para tomar decisiones administrativas y sobre el Gobierno de Roma.

curia

  • Columna de Foca: Erigida en el año 608 d.C. en honor al emperador de Bizancio, esta columna de más de 13 metros de altura es una de las pocas que han permanecido en pie desde que fue erigida.

colum

El Monte Palatino está considerado la cuna de la capital italiana y se cree que estuvo habitado desde el año 1000 a.C. Durante el periodo republicano, los ciudadanos romanos pertenecientes a la clase alta se instalaron en el Monte Palatino construyendo suntuosos palacios, de los que en la actualidad aún se conservan importantes vestigios. Cuenta la mitología romana que la cueva en la que vivía Luperca, la loba que cuidó de Rómulo y Remo, se encontraba situada en el Monte Palatino. Según la leyenda, cuando los hermanos crecieron decidieron formar una ciudad a orillas del río pero, al no ponerse de acuerdo en algunos puntos de la decisión, Rómulo mató a Remo y fundó la ciudad de Roma.

_DSC0149

En el Palatino se pueden ver infinidad de restos de las imponentes edificaciones que fueron construidas para la alta sociedad romana en la Antigüedad. Aunque el conjunto es impresionante, estos son algunos de los puntos que merecen especial atención:

  • Domus Flavia: El espléndido palacio fue construido en el año 81 a.C. por encargo del emperador Domiciano para ser utilizado como residencia oficial y pública. En la actualidad aún se pueden ver algunas partes de la extensa construcción.

_DSC0165

  • Casa de Livia: Esta casa de aspecto modesto construida en el siglo I a.C., es uno de los edificios mejor conservados del Palatino. Aún es posible vislumbrar los restos de los mosaicos y frescos que un día dieron alegría a los techos y paredes.
  • Casa de Augusto: Construida como la residencia particular de Octavio Augusto, la casa edificada en dos niveles aún conserva gran parte de los preciados y coloridos frescos que decoraban sus paredes.

b06-casa-de-augusto-roma1

  • Jardines Farnesianos: Proyectados a mediados del siglo XVI sobre las ruinas del Palacio de Tiberio, los Jardines fueron uno de los primeros jardines botánicos que se crearon en Europa.

_DSC0164

  • Hipódromo de Domiciano: Dotado de la apariencia de un circo romano, no se sabe a ciencia cierta si el estadio fue concebido para la realización de carreras a pie, o bien para ser utilizado simplemente como jardín.
  • Museo Palatino: En este pequeño museo se exponen los diferentes hallazgos realizados durante las excavaciones llevadas a cabo en el Palatino. Contiene esculturas, frescos, mosaicos y otros objetos pertenecientes a la época de esplendor del Palatino.

El Coliseo es el principal símbolo de Roma,  llamado en la antigüedad Anfiteatro Flavio, es el anfiteatro más grande construido durante el Imperio RomanoLa construcción del Coliseo comenzó en el año 72 bajo el régimen de Vespasiano y terminó en el año 80 durante el mandato del emperador Tito. Tras la finalización de la construcción el Coliseo se convirtió en el mayor anfiteatro romano, con unas dimensiones de 188 metros de longitud, 156 metros de anchura y 57 metros de altura.

_DSC0172

El Coliseo permitía a más de 50.000 personas disfrutar de sus espectáculos preferidos. Las muestras de animales exóticos, ejecuciones de prisioneros, recreaciones de batallas y las peleas de gladiadores acompañaron durante años al pueblo romano. El Coliseo permaneció en activo durante más de 500 años. Los últimos juegos de la historia fueron celebrados en el siglo VI. A partir del siglo VI el Coliseo sufrió saqueos, terremotos e incluso bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Con un gran instinto de supervivencia, el Coliseo fue utilizado durante décadas como almacén, iglesia, cementerio e incluso como castillo para la nobleza.

_DSC0193

Dejamos atrás estas increibles muestras de lo que fue el Imperio Romano y seguimos descubriendo la ciudad. A metros del Foro se encuentra uno de los monumentos que más me impactó: El Monumento Nazionale a Vittorio Emanuele II. Conocido también como Vittoriale, se encuentra en la Piazza Venezia. Fue inaugurado en 1911 para rendir homenaje a Víctor Manuel II, primer rey de Italia tras su unificación. En su interior se encuentran el Instituto para la Historia del Risorgimento italiano y el Museo Central del Risorgimento. Desde 1921 el Monumento acoge la tumba del soldado desconocido, un lugar en el que brilla la llama eterna y se encuentra siempre custodiado por dos soldados. El colosal monumento de 135 metros de anchura y 70 metros de altura está compuesto por decenas de majestuosas columnas corintias e interminables escaleras, todo ello realizado en mármol blanco. Una escultura ecuestre de Víctor Manuel realizada en bronce preside el conjunto y dos cuadrigas guiadas por la diosa Victoria coronan el pórtico de 16 columnas. El monumento fue muy criticado desde su construcción, ya que fue necesario derribar numerosos edificios de gran valor para dejar libre suficiente espacio, y entre los ciudadanos italianos no llegó a gustar la idea de instalar un edificio tan llamativo y recargado junto al resto de los edificios clásicos que lo rodean.

_DSC0214

Nuestra próxima parada fue el Panteón de Agripa. También conocido como el Panteón de Roma, es una de las obras maestras de la arquitectura de la capital italiana. Es el edificio mejor conservado de la antigua Roma. La construcción del Panteón actual se llevó a cabo en tiempos de Adriano, en el año 126 d.C. El nombre de Agripa viene dado porque el lugar en el que está construido el edificio actual estaba anteriormente ocupado por el Panteón de Agripa, construido en el año 27 a.C., que quedó destruido debido a un incendio en el año 80 d.C. A principios del siglo VII el edificio fue donado al Papa Bonifacio IV y éste lo transformó en una iglesia, por lo que en la actualidad presenta un perfecto estado de conservación.

 

Lo que más sorprende de la arquitectura del Panteón son sus medidas: el edificio circular mide exactamente lo mismo de diámetro que de altura: 43,30 metros. La cúpula, con el mismo diámetro, es mayor que la de la Basílica de San Pedro. En el centro de la cúpula se abre un óculo de 8,92 metros de diámetro, que permite que la luz natural ilumine todo el edificio. La fachada rectangular, que oculta la enorme cúpula, está compuesta por 16 columnas de granito de 14 metros de altura, sobre las cuales se puede ver la inscripción “M.AGRIPPA.L.F.COS.TERTIVM.FECIT“, que significa “Marco Agrippa, hijo de Lucio, cónsul por tercera vez, lo hizo”. En el interior del Panteón se encuentran las tumbas de numerosos reyes de Italia y multitud de obras de arte. El personaje más conocido que se encuentra enterrado en el Panteón es sin duda el pintor y arquitecto renacentista Rafael. Su entrada es gratuita.

A pocas cuadras del Panteon se encuentra una de las plaza más lindas de la ciudad: Plaza Navona. La Plaza ocupa el lugar en el que se situaba el estadio de Domiciano (Circo Agonal) en el año 86, con espacio para más de 30.000 espectadores, en el que los ciudadanos romanos disfrutaban de los juegos atléticos griegos. Hoy en día, la plaza está rodeada de restaurantes y terrazas y durante el día hay mucho movimiento. Se trata de una zona muy animada en la que es posible disfrutar de las actuaciones de diferentes artistas callejeros, como magos o bailarines, prácticamente a cualquier hora del día. Los dos edificios más importantes que presiden la plaza son el Palazzo Pamphili y la Iglesia de Santa Agnes. Sin lugar a duda su mayor atractivo son sus fuentes.

 

Termianmos nuestro primer día en la fuente más famosa de la ciudad: la Fontana de Trevi. Es la fuente más bonita de Roma. Con unas dimensiones de 20 metros de anchura por 26 metros de altura, es también la fuente más grande de la ciudad. Los orígenes de la fuente se remontan al año 19 a.C., época en que la Fontana constituía el final del acueducto Aqua Virgo. La primera fuente fue construida durante el Renacimiento, bajo las órdenes del papa Nicolás V. El aspecto final de la Fontana data de 1762 cuando, tras varios años de obras de la mano de Nicola Salvi, fue finalizada por Giuseppe Pannini. Como curiosidad, el nombre de Trevi deriva de Tre Vie (tres vías), ya que la fuente era el punto de encuentro de tres calles.

_DSC0248

DIA 2

En nuestro segundo día en Roma, fuimos hasta la Ciudad del Vaticano. Para leer mi post sobre este pequeño estado hace clic aquí.

De regreso del Vaticano cruzamos el río Tiber por el Ponte Sant Angelo.

_DSC0321

El puente recibe el nombre por el castillo que se encuentra frente a él, el Castillo Sant Angelo. La construcción del edificio comenzó en el año 135 bajo las órdenes del emperador Adriano, que pretendía utilizarlo como mausoleo para él y su familia. La edificación concluyó en el año 139, convirtiéndose, poco tiempo después, en un edificio militar que en el año 403 se integraría a la Muralla Aureliana. El año 590, mientras una gran epidemia de peste devastaba la ciudad, el Papa Gregorio I tuvo una visión del Arcángel San Miguel sobre la cima del castillo, anunciando el fin de la epidemia. En recuerdo de la aparición el edificio se encuentra coronado por la estatua de un ángel. En el año 1277 se construyó un corredor fortificado de 800 metros de longitud que conectaba el castillo con la Ciudad del Vaticano para que el Papa pudiera escapar en caso de que se encontrara en peligro. Durante los asedios ocurridos en Roma durante 1527, el Papa Clemente VII utilizó la fortaleza como refugio. Se puede visitar, aunque en mi opinión no vale mucho la pena. La entrada cuesta 10,50€.

_DSC0322

El resto de la tarde nos perdimos por las hermosas calles de la ciudad.

roma1

DIA 3

En nuestro último día en la capital italiana decidimos ir a un rincón poco explorado por los turistas, pero totalmente recomendable: el parque Villa Borghese. Es uno de los parques urbanos más grandes de Europa. El Estado adquirió los jardines a la familia Borghese en 1901 y los abrió al público el 12 de julio de 1903. Lo que diferencia a la Villa Borghese de otros grandes parques como Hyde Park o Central Park, es la perfecta combinación entre la naturaleza y el arte de Roma. En sus jardines se pueden ver edificios, esculturas, monumentos y fuentes de famosos artistas de diferentes épocas.

 

Los puntos más importantes del parque son:

Galería Borghese: Uno de los museos más importantes de la capital italiana. Contiene pinturas de artistas como Rafael, Tiziano o Caravaggio. La entrada cuesta 15€ (más info aqui).

galeria-borghese

Zoo de Roma: Conocido como Bioparco, contiene más de 1.000 animales de 200 especies diferentes. La entrada cuesta 16€ (más info aquí).

Reloj de Agua de Pincio: Funcionando a pleno rendimiento, este reloj es un ejemplo de la ingeniería del siglo XIX.

villa-borghese

Silvano Toti Globe Theatre: Una copia del teatro Shakespeare’s Globe Theatre de Londres. Para más información sobre las obras que se muestran en el teatro clic aquí.

 

Para almorzar y pasar la tarde cruzamos la ciudad para dirigirnos al bonito barrio de Trastevere. Este es uno de los barrios más agradables de la ciudad. Su aire bohemio y tranquilo es capaz de encandilar a los turistas mientras que no deja de atraer a los asiduos ciudadanos romanos.

_DSC0385

La vida en el barrio se concentra especialmente alrededor de la Piazza di Santa María, en la que se encuentra la antiquísima Basílica de Santa María en Trastevere. La gran fuente de enfrente del templo sirve como lugar de encuentro, para descansar, o bien para tomar un helado durante los días más calurosos. Un paseo por las estrechas calles empedradas del barrio muestra tesoros ocultos como algunas modestas iglesias medievales o pequeñas tiendas con los objetos más peculiares.

_DSC0387

Trastevere es una de las mejores zonas de restaurantes en Roma. Por las noches el barrio se transforma y es una muy buena opción para los que quieren salir de copas o a bailar.

Roma fue la despedida perfecta de mi primer viaje a Europa. Entendí porque la llaman la “Ciudad Eterna”; en ella el tiempo parece haberse parado hace siglos. Sus monumentos y los restos de imponentes edificios hacen que un paseo por sus calles se convierta en un viaje en el tiempo hasta la época de máximo esplendor de la capital. Pasear por Roma no es solo recorrer una antigua ciudad repleta de restos arqueológicos; Roma es el recuerdo de los Gladiadores luchando a vida o muerte en el Coliseo, las carrozas emprendiendo veloces carreras en el Circo Máximo, y también la visión de los sabios romanos paseando por el Foro mientras conversaban sobre la democracia. A presto Roma!

Les dejo un mapa con mis puntos de interés recorridos durante mi visita a Roma: