LONDRES

  • Fecha de Viaje: Octubre 2016
  • ¿Cómo llegué a esta ciudad?: Tren desde Paris, Francia.
  • ¿Cuántas noches me quedé?: 3 noches
  • Hotel Elegido: The Generator Hostels

_DSC0817

DIA 1

Londres es otro de los platos fuertes del viejo continente. No podía esperar por conocerlo. Luego de un rápido viaje de 2 horas y 17 min en el Eurostar desde Gare Du Nord en París (lee mi post sobre París aquí) llegamos a la capital del Reino Unido. Si toman este tren recomiendo llegar con anticipación a la estación. Hay un pequeño control de equipaje similar a los aeropuertos (pasas la valija por un escanear) y después tenes un doble control migratorio en poco metros: primero me sellaron el pasaporte abandonando Francia; luego me sellaron el pasaporte dando la bienvenida al Reino Unido. Acá fue en el único lugar de todo el viaje donde me hicieron las típicas preguntas: ¿Cuantos días te quedas? ¿Motivo del viaje? ¿Donde te vas a hospedar? Contestamos todo sin mucho detalle y fue más que suficiente. Llegamos a la estación de trenes ST Pancras, lugar donde despidieron a los soldados de la Segunda Guerra Mundial. Al lado de esta estación, casi compartiendo edificio, se encuentra la estación King’s CrossPara los fanático de Harry Potter, en esta estación se encuentra el anden 9 3/4.

 

 Caminamos hasta nuestro hostel: The Generator HostelsEste hostel pertenece a una cadena que se encuentra en varias ciudades de Europa. Si buscas en internet todos los Generator Hostel tienen muy buena puntuación. El de Londres no era la excepción. Situado en una antigua residencia de estudiantes, este hostel tiene todo lo que necesitas. Cómodas habitaciones, grandes áreas comunes y un bar-restauran donde podes desayunar, almorzar y cenar por poco dinero. Por 27€ por noche conseguimos una habitación de 4 camas con baño compartido. El desayuno no estaba incluido pero se podía conseguir por 5€.

Aprovechando la cercanía con nuestro hostel, fuimos a uno de los museos más importantes del mundo:  The British Museum. El Museo Británico es ciertamente un museo excepcional que guarda en sus entrañas un poco de la historia cultural de todo el mundo. Aquí encontraran piezas de África, las Américas, Asia, Europa y el Pacífico. Entre lo más destacado se incluye la Sala de Lectura: uno de los lugares más frecuentados de Karl Marx, el gran patio diseñado por Norman Foster, y la Colección del Egipto Antiguo, la más importante del mundo después de la del Museo Egipcio de El Cairo.

Algunas de las piezas de la “Colección del Antiguo Egipto“:
Una de las piezas expuestas más famosas: la Piedra de Rosetta:
_DSC0894
Fue descubierta en 1799 por el soldado Pierre-François Bouchard durante la campaña francesa en Egipto. Las tropas británicas derrotaron a las francesas en Egipto en 1801 y la piedra original acabó en posesión inglesa bajo la Capitulación de Alejandría. Lleva expuesta al público desde 1802. Esta echa de granodiorita inscrita con un decreto publicado en Menfis en el año 196 a. C. en nombre del faraón Ptolomeo V. El decreto aparece escrito en tres idiomas distintos: en la parte superior en jeroglíficos egipcios, la parte intermedia en escritura demótica y la inferior en griego antiguo. Gracias a que presenta esencialmente el mismo contenido en las tres inscripciones, con diferencias menores entre ellas, esta piedra facilitó la clave para el entendimiento moderno de los jeroglíficos egipcios.
Posee también en exposición una extensa colección de mármoles griegos procedentes del Partenón de Atenas.
Hay también varias piezas de la antigua Babilonia:
El British Museum es otro imperdible museo de Europa. Tiene piezas de todos los rincones del mundo. Les va a llevar un par de hora recorrerlo y la mejor parte es que es GRATIS, como casi todos los museos de Inglaterra. Solo hay que pagar entrada en los museos que dependan de la Corona (La Torre de Londres por ejemplo).
Nuestra ultima actividad del día fue un tour con la empresa Sandemans. Ya hable de esta empresa en post anteriores. Están presentes en muchas grandes ciudades europeas ofreciendo walking tours gratuitos y muchos otros tours “alternativos” a bajo precio. En esta oportunidad realizamos uno de los tours alternativos que ofrecen en Londres: “El Tour de la Muerte Personificada” (£ 12). Este tour te traslada a la época sombría de la ciudad, mucho tiempo antes de que las fuerzas policiales patrullaran los sombríos callejones del infame East End de la ciudad. Londres era una ciudad donde los villanos reinaban y los débiles eran víctima de las garras de la muerte. Este paseo a través de las penumbras de la ciudad (literalmente, el tour empieza a las 19hs) te lleva por el lugar donde eran cosa de todos los días las ejecuciones, pobreza, superpoblación y hacinamiento, enfermedad y crímenes. Conocimos lugares oscuros como el primer hospital psiquiátrico del mundo, fosas comunes de las víctimas de la peste, la Torre Sangrienta, etc. El punto más fuerte del tour es recorrer los pasos de Jack el Destripador. Caminamos por los callejones donde se produjeron los crímenes de este famoso asesino, reconstruyendo su estilo de vida y metiéndonos en su piel, victima a victima. Muy recomendado.
IMG_3713
Torre de Londres

DIA 2

Nuestro segundo día en la capital del Reino Unido comenzó, una vez más, de la mano de Sandemans. Nos encontramos en Covent Garden para hace un Free Walking Tour. La historia de la actual plaza de Covent Garden comenzó en el siglo XVII, cuando el terreno pasó de manos de los monjes de Westminster a ser propiedad de los condes de Bedford. En 1631 comenzaron las obras para convertir la zona de cultivo en una plaza pública. En el año 1660 se creó un gran mercado de flores, frutas y verduras que hizo famoso el barrio y, a principios del siglo XIX, el aspecto de la plaza se vio modificado por la construcción de tres pabellones cubiertos que pasaron a alojar el mercado. En 1974 el edificio del mercado fue rehabilitado para ser transformado en una superficie comercial que se ha mantenido hasta nuestros días, atrayendo tanto a turistas como a londinenses con su aire bohemio y acogedor. En la actualidad Covent Garden continúa siendo un barrio muy especial, animado a cualquier hora del día. En la zona se puede disfrutar de las tiendas de moda situadas en Floral Street, o bien de los pequeños puestos de los maestros artesanos de la superficie comercial cubierta.

Nuestro tour comenzó por Trafalgar Square, una de las plazas más importantes de Londres. En el centro de la plaza se alza la majestuosa Columna de Nelson, construida en 1843 en honor al almirante Nelson, fallecido mientras se encontraba al mando de la armada británica en la Batalla de Trafalgar. La columna de granito de casi 50 metros de altura está coronada por una estatua del almirante Nelson y rodeada por cuatro leones de grandes dimensiones, construidos a partir del bronce fundido de los cañones de la flota francesa. Aquí también se encuentra la majestuosa National Gallery, de la cual más adelante les voy a hablar.

_DSC0756
Columna de Nelson

A pocos metros de Trafalgar Square se encuentra The Mall, la calle que nos adentra en terrenos reales.

_DSC0759
The Mall

Nuestra primera parada fue el Palacio de St James. Se convirtió en la principal residencia real en Londres en 1698, durante el reinado de Guillermo III y María II, y lo fue durante más de tres siglos. La imponente puerta de entrada, Gatehouse, es la única que sobrevive del edificio original, con sus cuatro pisos, las torres octogonales y el reloj nos traslada a la época Tudor. El príncipe Carlos y Diana vivieron aquí hasta su divorcio en 1996, luego ella se mudó al Kensington Palace.

_DSC0763
Palacio de St James

Luego fuimos al conocido Buckingham Palace. Es la residencia de la Familia Real Británica en Londres desde 1837. Actualmente, es el lugar de residencia de la reina Isabel II. Construido en 1703 para el duque de Buckingham, el edificio fue adquirido por el rey Jorge III en 1762 para ser utilizado como residencia privada. Desde su construcción ha sido ampliado y remodelado en varias ocasiones. Durante las dos guerras mundiales el palacio sobrevivió de manera ejemplar. En la Primera Guerra Mundial tuvo la suerte de no ser atacado pero, durante la Segunda Guerra Mundial, fue bombardeado en diferentes ocasiones. El bombardeo más importante destruyó la capilla real en 1940.

_DSC0774
Palacio de Buckingham

Se permiten las visitas al interior del palacio durante unas pocas semanas al año, comprendidas entre finales de julio y principios de septiembre. Existen dos tipos de entrada diferentes: una de las modalidades permite visitar los Salones de Estado y la otra incluye además las Cocheras Reales y la Galería de la Reina. Lo que sí se celebra a lo largo de todo el año es el Cambio de Guardia enfrente del palacio. La entrada al palacio cuesta £21,50 para la visita parcial y £37 la visita completa.

Frente al palacio se encuentra el Memorial de la Reina Victoria. Es esta escultura aparece la reina Victoria sentada y rodeada de figuras que simbolizan diferentes aspectos como la verdad, la perseverancia, la paz, el arte, el progreso, la ciencia y la justicia.

Ubicado junto al Palacio de Buckingham, se situa St James Park, el parque real más antiguo de la ciudad. El parque posee un lago artificial repleto de aves que se encuentra envuelto por un manto de flores, arbustos y cipreses, capaces de lograr que los visitantes olviden por un momento que se encuentran en el centro de Londres, para transportarlos hasta un verde oasis de tranquilidad. También son comunes las ardillas correteando entre los turistas.

_DSC0794
St. James Park

Atravesando el parque llegamos a Horse Guards Parade, hogar de la caballeriza real. Aquí, en la gran explanada, a diario (11am) se celebra el cambio de guardia a caballo. Ha sido, desde el siglo XVII y gracias a Enrique VIII, una zona utilizada para realizar numerosos desfiles y celebraciones. De hecho, actualmente y de manera anual se celebran el Trooping the Colour, una ceremonia en honor a la Reina que se viene celebrando desde el siglo XVIII, y el Beating Retreat una ceremonia militar originaria del siglo XVI.

Se puede visitar el museo de la caballería, conocido como The Household Cavalry Museum. En el se exponen desde uniformes y estandartes a instrumentos musicales y armas. También se exponen objetos curiosos como la pierna de corcho del Marqués de Anglesy o el freno del caballo Sefton. Si lo visitan no pierda la oportunidad ver los establos donde podrá ver como los soldados cuidan de los caballos. La entrada cuesta £ 7. Más info clic aquí.

_DSC0800
Horse Guards Parade

Siguiendo hacia la derecha se encuentra el Churchill War Room. Este lugar está dedicadas a la vida de este “grandioso británico”, así como a las secretas oficinas centrales bajo tierra, que fueron el núcleo de control del esfuerzo británico durante la guerra. El museo cubre los noventa años de la vida de Winston Churchill, dividida en cinco capítulos: sus primeros años como Primer Ministro británico, comenzando en mayo de 1940; sus últimos años; su niñez; sus primeros años de carrera política y el periodo famosamente conocido como la amenaza de tormenta. La entrada general cuesta £17.25.

Solo restaba recorrer unos metros para llegar al símbolo máximo de la ciudad: el reloj de las Casas del Parlamento, conocido como Big Ben. La torre, construida en 1858 junto al nuevo Palacio de Westminster, constituye un peculiar edificio de 106 metros de altura construido en un estilo gótico que alberga cuatro enormes relojes situados en sus caras. Fue puesto en marcha en mayo de 1859.

_DSC0814

Nuestro tour terminó en la Abadia Westminster. Es el templo más antiguo de Londres. Sede de las coronaciones, la Abadía acoge las tumbas de los monarcas y figuras históricas británicas de los últimos mil años. Construida con estilo románico, fue consagrada en el año 1065 para dar cobijo a los monjes benedictinos. Entre 1245 y 1517 fue reconstruida con un estilo gótico y durante el siglo XVIII sufrió su mayor transformación, tras la construcción de las dos torres de la entrada principal. A pesar de que la abadía fue incautada por Enrique VIII durante la disolución de los monasterios en 1534 y clausurada en 1540, se salvó de ser destruida gracias a que se encontraba bajo el control directo de la Corona de Inglaterra, fuera de la jurisdicción de la Iglesia. Estos fuertes lazos con la corona también lograron salvar la abadía de los ataques producidos por los iconoclastas durante 1640. Desde la coronación de Guillermo el Conquistador en el año 1066, todos los monarcas ingleses han sido coronados en la Abadía de Westminster utilizando un trono de coronación medieval del siglo XI que aún se conserva. Algunos de los acontecimientos más recientes celebrados en la abadía han sido el 80 cumpleaños de la reina Isabel II o el funeral de la princesa Diana de Gales. Merece recorrer su interior a pesar del elevado precio de la entrada, £20.

_DSC0824
Abadia Westminster

Esa tarde-noche la terminamos paseando por el Soho londinense y la zona de Piccadilly Circus (el Times Square de Londres), donde se encuentra gran parte de la movida nocturna de la ciudad.

DIA 3

Nuestro último día lo empezamos en el barrio alternativo de Londres: Camden Town. Debido a sus peculiares habitantes, la mayoría de los locales que ocupan la calle principal, Camden High ST, son tiendas de ropa gótica o de tatuajes y piercings, con mucho arte en sus llamativas fachadas. Conocido por sus mercados y su atmósfera alternativa, es aconsejable reservar al menos una mañana entera, ya que es una zona bastante grande y tan distinta a las demás, que nadie queda indiferente. El mejor día para ir es el domingo.

En Camden Town hay seis ferias que funcionan como un gran mercado, unidos entre sí. Los más grandes y conocidos son Camden Market, Camden Lock y Stable Market. Este último ocupa el lugar de las antiguas caballerizas de la ciudad. Dentro de los propios mercados podrán encontrar muchas cosas interesantes: locales de ropa alternativa y de diseño, venta de vinilos y cds, artesanías de todo tipo, sombreros, bastones y todo tipo de elementos curiosos para decorar tu hogar. También es un buen lugar para comprar recuerdos de tu visita a Londres. Aquí se acostumbra practica el deporte del regateo. Hay varios puestos de comida de todas partes del mundo a buen precio.

En el Stable Market los locales ocupan las antiguas caballerizas.

En Camden Town hay muchas tiendas curiosas. La que nos llamó especialmente la atención es la tienda de ropa futurista Cyberdog. Dentro de este local hay un Dj en vivo tocando música techno a todo volumen y ropa muy curiosa, que abarca desde prendas con implantes cibernéticos hasta trajes de astronauta.

Camden es otra cara de Londres, que vale la pena recorrer y disfrutar sin perjuicios.

Caminamos en sentido sur hasta el río Támesis para ver otros tres símbolos de la ciudad. El primero que encontramos fue The Monument. Es una gran columna dórica de piedra de 61 metros de altura coronada por una urna con forma de fuego, que representa el Gran Incendio de Londres de 1666. Los 61 metros de altura de la columna coinciden con la distancia a la que se encuentra del lugar en el que comenzó el incendio, la panadería Thomas Farynor. En la base del monumento se presentan algunos bajorrelieves que representan el inicio del fuego, la destrucción de la ciudad, su posterior reconstrucción y la construcción del monumento. A través de una estrecha escalera de caracol de 311 escalones se puede llegar hasta la cima del monumento para disfrutar de las vistas de la zona de Tower Bridge desde las alturas.
The-Monument-column-and-cage-in-the-City-of-London
The Monument
A unos minutos de The Monument se encuentra Tower of London. Construida bajo el reinado de Guillermo I, la Torre de Londres (Tower of London) es una enorme fortificación que ha funcionado a lo largo de su historia como residencia real, arsenal, fortaleza y prisión. Durante más de 900 años la Torre de Londres fue sinónimo de terror debido a que se trataba del lugar en el que eran encerrados todos aquellos que ofendían al monarca. La mayoría de los presos malvivieron en condiciones espantosas y no salieron con vida, o fueron torturados antes de ser ejecutados en la cercana Tower Hill (Colina de la Torre). Fueron muchos los personajes de gran relevancia que tuvieron la desgracia de sufrir entre las paredes de la Torre de Londres, entre los que se incluyeron algunos reyes derrocados, aristócratas y clérigos acusados de traición. Algunos de los personajes más destacados entre los que fueron ejecutados en la Torre Verde fueron la reina consorte Ana Bolena, la reina Jane Grey, el barón William Hastings, o el pensador y escritor Tomás Moro. Se puede entrar a recorrer los distintos edificios que componen la fortaleza. La entrada cuesta £21,50 (más info aquí). Acá se exponen las Joyas de la Corona. Si vas en Primavera o en Verano no te pierdas de ver sus jardines llenos de amapolas.

Junto a la Torre de Londres se encuentra Tower Bridge. Este llamativo puente levadizo, construido con estilo victoriano, une ambas horillas del río Tamesis. Su construcción se vería finalizado en 1894, después de 8 años del inicio de la misma. Se puede ingresar a ver una pequeña exposición sobre su funcionamiento y su importancia en la historia de la ciudad. La entrada cuesta £9.

Puente_de_la_Torre,_Londres,_Inglaterra,_2014-08-11,_DD_092
Tower Bridge

Volvimos a Trafalgar Square para visitar el museo National Gallery. Es el museo de arte más prestigioso​ de Londres y uno de los más famosos a nivel internacional. Expone obras pictóricas de procedencia europea, desde 1250 hasta 1900. La colección permanente está compuesta por más de 2.300 pinturas, entre las que destacan algunas obras de Rembrandt, Tiziano, VelázquezVan Gogh y Miguel Angel. Un gran museo para recorrer y además la entrada es gratis.

Londres fue una gran experiencia. A pesar de su clima cambiante minuto a minuto pasar las tardes en sus grandes parques o pasar horas en sus museos (GRATIS!) es siempre un gran plan. El clásico de la noche es  visitar varios pubs y degustar sus exquisitas cerveza, o un buen cóctel, los mejores bares del mundo se encuentran en esta ciudad. Se que volveré muchas veces. See you soon London!

 

Para seguir mi viaje en orden cronológico lee el post de la siguiente ciudad: BRUSELAS.

Les dejo un mapa con mis puntos de interés recorridos durante mi visita a Londres.