BERLIN

  • Fecha de Viaje: Octubre 2016
  • ¿Cómo llegué a esta ciudad?: Tren desde Amsterdam, Holanda.
  • ¿Cuántas noches me quedé?: 3 noches
  • Hotel Elegido: Heart of Gold Hostel Berlin

El Ave Fénix de Europa

Berlin 1

DIA 1

Arribamos a la capital de Alemania pasadas las 3 de la tarde, luego de viajar 6 horas desde Amsterdam Central en los trenes alemanes DB Bahn. La estación de tren Berlin Hauptbanhof es imponente. Es la más grande de la Unión Europea.

IMG_3807
Berlin Hauptbanhof

Caminamos hasta nuestro hostel: Heart of Gold Hostel BerlinEste fue uno de mis hostel favoritos del viaje. Sus habitaciones son amplias y luminosas. Cuenta con una bar y un patio. Muy limpio y ordenado. Su ubicación es privilegiada, a 10 minutos caminando de todos las atracciones principales de la ciudad. Por 17,50€ la noche conseguimos una habitación de seis camas con baño compartido. El desayuno no estaba incluido, costaba 5€.

Lo que restaba de la tarde la dedicamos a pasear y empezar a conocer la ciudad. Fuimos directamente hasta la Pariser Platz a ver el símbolo máximo de la ciudad: la Puerta de Brandenburgo (Sí, el nombre es igual a mi apellido. Sí, perteneció a mis antepasados germanos. No, no pude reclamarla y cobrar entrada por cruzarla). Contemplamos el atardecer aquí mientras comíamos nuestras primeras salchichas alemanas, obviamente acompañadas por una buena cerveza local.

IMG_3788

DIA 2

El segundo día empezamos nuevamente en Pariser Platz. En uno de los laterales de la plaza, que encabeza la Puerta de Brandenburgo, se encuentra el famoso Hotel Adlon. Es el hotel más importante de la ciudad, todos los diplomáticos y famosos se hospedan aquí. ¿Recuerdan el episodio de Michael Jackson mostrando su hijo por la ventana? Fue en este hotel. Aquí comenzamos un nuevo Free Walking Tour con Sandemans_DSC0028

Nuestra primera parada, luego de cruzar la Puerta de Brandenburgo, fue el lugar donde se encuentra el antiguo Bunker del Führer. Hoy en día es el estacionamiento de un complejo de apartamentos. Debajo de la superficie, a varios metros bajo tierra, se encuentra el lugar que sirvió de refugio a Hitler y los altos comandos nazis hasta que fue asedido por los soviéticos en 1945 dando por finalizada una de las guerras más sanguinarias de la historia. Desde aquí se tomaron las decisiones más importantes del eje alemán. Aquí fue donde encontraron el cadáver de Hitler y de Emma Brown, según la historia oficial. El bunker se encuentra lleno de tierra y sellado con cemento.

Berlin_2011_location_of_Führerbunker

A metros de este lugar se encuentra el Monumento al Holocausto. Edificado entre los años 2003 y 2005 por Peter Eisenman, el monumento en memoria de los judíos asesinados en Europa pretende enfrentarse a la noción de monumento en sí misma. La traducción literal del nombre alemán es “Monumento memorial a los judíos asesinados en Europa“. Se trata de una cuadrícula formada por 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas, que permite que los visitantes elijan su camino de entrada y salida. Desde el sureste del monumento, se puede acceder a un espacio subterráneo en el que se ubica el centro de información. La idea del artista era causar una sensación de miedo y opresión hacia el visitante. Cuando uno se adentra en el monumento realmente lo percibe. Al principio, como los bloques son bajos, uno puede ver un pasillo formado y la salida al otro lado. Al adentrarse los bloques van creciendo en tamaño, incluso midiendo el doble de una persona normal y, debido a la inclinación del terreno, dejas de ver el otro extremo del monumento.

BER0029

Caminando pasamos por el frente del Ministerio Federal de Finanzas. Durante el Tercer Reich, este edificio fue Ministerio del Aire. Este edificio se mantuvo intacto durante la guerra ya que no fue bombardeado. Esto tiene un buen motivo, aquí funcionaba clandestinamente el departamento Aéreo Militar. Los aliados querían recuperar el edificio intacto para hacerse con toda la información y documentos que había en sus oficinas.

_DSC0034

Luego de unos minutos llegamos a la Plaza Gendarmenmarkt. Construida en el siglo XII, es una de las zonas más bonitas de Berlín. El nombre de la plaza, proviene del Regimiento Gens d’Armes (hombres armados) que se encontraban acuartelados en ella. A ambos lados de la plaza, se pueden ver dos iglesias barrocas idénticas que se completan con una torre coronada por una cúpula. La iglesia de la zona norte, Französischer Dom (Iglesia Francesa), fue construida para los hugonotes franceses que se trasladaron a la zona en el siglo XVIII. En 1708, la comunidad luterana alemana construyó una iglesia en el sur de la plaza, Deutscher Dom (Iglesia Alemana), similar a la francesa y, años después, en 1785, le colocaron una torre prácticamente idéntica a la francesa. La iglesia alemana sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial y en 1980 fue transformada en un centro artístico, que más tarde se convirtió en un museo sobre la historia de la democracia alemana. Entre las dos iglesias, se sitúa la Konzerthaus Berlín, sede de la Orquesta Sinfónica de Berlín. Su interior, destruido prácticamente por completo durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo que ser restaurado para volver a utilizarlo.

A pocas cuadras se encuentra la prestigiosa Universidad Humboldt de Berlin. Fundada en 1810, por sus aulas pasaron grandes personalidades como Albert Einstein o Karl Marx.

_DSC0041

Cruzamos el río Spree para adentrarnos en la conocida Isla de los Museos (Museumsinsel). La isla es uno de los conjuntos museísticos más importantes del mundo: alberga el Museo de Pérgamo, el Museo Antiguo, el Museo Nuevo, la Antigua Galería Nacional y el Museo Bode.

En la isla, también se encuentra la Catedral de Berlin. El edificio de la catedral fue construido entre los años 1894 y 1905 sobre los cimientos de una pequeña catedral barroca de 1747, justo enfrente del Palacio Imperial. Esta cercanía con el palacio, convertía la catedral en la principal iglesia de la corte de la dinastía Hohenzollern, además de ser el lugar en el que se daba sepultura a los miembros de la familia. En 1944, al igual que la mayoría de los edificios de Berlín, el templo quedó arrasado por una bomba que cayó sobre la cúpula, causando graves daños al interior. Aunque las tareas de reconstrucción comenzaron en 1975, fueron largas y costosas y no se vieron finalizadas hasta el año 2002.

BER0048.JPG

Del otro lado de la isla se encuentra la famosa Alexanderplatz. Considerada el centro de Berlín desde la Edad Media, aquí se encuentra la Torre de la Televisión y el famoso Reloj Mundial. La Torre de la Televisión de Berlín (Fernsehturm), erigida en 1969, fue durante años el orgullo de la RDA (República Democrática Alemana), una torre construida para mostrar la superioridad del comunismo sobre el capitalismo. La torre, con 368 metros de altura, es la estructura más alta de Alemania. Una curiosidad de la torre es que el cristal que cubre la parte principal de la estructura hace que, cuando refleja el sol de la mañana, se vea una cruz en el centro de la esfera. Este fenómeno hizo que los occidentales llamaran al símbolo del poder soviético “La Venganza del Papa“, echando por tierra la propaganda comunista.

_DSC0051

Durante todo el recorrido nos fuimos encontrando con los pocos fragmentos que quedan del Muro de Berlin. Su construcción y, especialmente su caída, han formado parte de los momentos más importantes de la historia del siglo XX. Este muro dividió Berlín en dos partes durante 28 años, separando a familias y amigos. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, tras la división de Alemania, Berlín también quedó dividida en cuatro sectores de ocupación: soviético, estadounidense, francés e inglés. Las malas relaciones entre los comunistas y los aliados fueron creciendo hasta llegar al punto en que surgieron dos monedas, dos ideales políticos y, finalmente, dos alemanias. En 1949, los tres sectores occidentales (estadounidense, francés y británico) pasaron a llamarse República Federal Alemana (RFA) y el sector oriental (soviético) se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA). Berlín quedó dividida y se crearon 81 puntos de paso entre las dos zonas de la ciudad. La caída del muro vino motivada por la apertura de fronteras entre Austria y Hungría en mayo de 1989, ya que cada vez más alemanes viajaban a Hungría para pedir asilo en las distintas embajadas de la República Federal Alemana. Este hecho, motivó enormes manifestaciones en Alexanderplatz que llevaron a que, el 9 de noviembre de 1989 el gobierno de la RDA afirmara que el paso hacia el oeste estaba permitido.

En la Isla de los Museos elegimos dos museos para recorrer. Para esto compramos la Museum Pass Berlin. Nos salió 24€ y durante tres días podíamos visitar todos los museos de la ciudad. Podes comprarla en el Centro Turístico que se encuentra alado de la Puerta de Brandenburgo.

berlin1.jpg

Nuestro primer museo fue el Museo de Pérgamo. Inaugurado en 1930, es el museo más imponente de la Isla y el más visitado de todo Berlín. En el interior del edificio con aspecto babilónico, se expone la impresionante Colección de Antigüedades, además del Museo de Oriente y el Museo de Arte Islámico. La entrada cuesta 12€.

La primera de las salas, acoge la edificación más impresionante del museo, el Altar de Pérgamo, construido hace más de 2.000 años para dar las gracias a los dioses por las bendiciones concedidas. El altar, que da nombre al museo, fue desenterrado en la acrópolis de la ciudad griega de Pérgamo aunque, por desgracia, gran parte del altar erigido sobre el año 170 a.C. se encontró destruido. Al momento de nuestra visita se encontraba en restauración por lo que no lo pudimos ver (ya tenemos la primer escusa para volver). Les dejo una imágen de internet del altar.

cultourberlin - museo de pergamo - altar

En la siguiente sala se encuentra la reconstrucción de la Puerta de Astarté, construida en el siglo VI a.C. bajo las órdenes de Nabucodonosor II. La puerta de la antigua Babilonia, adornada con ladrillos azules decorados con figuras animales, da paso a la zona del museo en la que se exponen las obras del antiguo Oriente Próximo.

También se encuentran restauradas parte de las murallas de la ciudad y una maqueta mostrando su forma original.

Otra increíble reconstrucción de la antigüedad: la puerta del mercado romano de Mileto. Erigida hacia el año 120 d.C. la inmensa puerta de 17 metros de altura fue destruida por un terremoto en la Edad Media. Después de ser restaurada por algunos arqueólogos alemanes, la puerta volvió a quedar dañada durante los bombardeos de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

En esta parte del museo, se exponen más de 6.000 años de cultura procedente de Mesopotamia, Siria y Anatolia. La colección está compuesta por más de 270.000 objetos provenientes de las grandes excavaciones realizadas en Babilonia.

En la planta superior del museo se ubican las obras del antiguo Arte Islámico, una muestra de artesanía de los países islámicos desde el siglo VIII al XIX. Entre las exposiciones, destaca una preciosa colección de alfombras orientales.

La sala de las Alfombras Orientales impacta por el trabajo y la antigüedad de las piezas exhibidas.

Luego visitamos el Museo Nuevo (Neues Museum). Es la joya de los cinco museos que componen la Isla de los Museos. El hecho de que permaneciera cerrado durante 70 años y abriera recientemente sus puertas, hace que sea el uno de los más visitados de la ciudadConstruido entre 1843 y 1855, el edificio sufrió severos daños durante la Segunda Guerra Mundial y, durante los 40 años siguientes, las ruinas quedaron expuestas a las inclemencias meteorológicas. No fue hasta 1980 cuando se hicieron los primeros esfuerzos por intentar protegerlo. En 1997, el arquitecto británico David Chipperfield fue elegido para llevar a cabo la reconstrucción del edificio pero hasta el año 2003 no comenzaron las tareas. Las habitaciones destruidas han sido reformadas siguiendo las líneas del edificio original, aunque el arquitecto también aportó sus propias ideas y el edificio no es copia literal del original. Su entrada cuesta 12€.

Con más de 2.500 objetos en exposición situados a lo largo de 3.600 metros cuadrados divididos en tres plantas, la parte de Egipto es probablemente la más importante del Museo Nuevo. Se pueden ver momias, figuras funerarias utilizadas para los rituales de enterramiento.

Sin duda, la obra maestra del museo es el busto de la Reina Nefertiti, conservado en perfectas condiciones desde su creación en el año 1351 a.C. Está prohíbo tomar fotos en esa parte del museo, así que les dejo una imagen de Internet.

Nofretete_Neues_Museum

Para terminar el día fuimos a la muestra Topografía del Terror. Los textos y fotografías de la Topografía del Terror, detallan la historia del aparato de seguridad de Hitler entre los años 1933 y 1945. Para la gente especialmente interesada en la historia, es un lugar realmente interesante, pero es necesario tomarse bastante tiempo para leer los textos que acompañan a cada una de las fotografías. Toda la información está en inglés y esta explicada detalladamente mes a mes, año a año, como fue creciendo el regimen nazi y ocupando todo el continente. La muestra, ademas de grande fotografías impresas, muestra recortes de diarios originales, poster de propaganda de la época y material audiovisual de las trasmisiones de radio y televisión de la época. Se puede encontrar hasta una transcripción de las actas originales de los Juicios de Núremberg. La entrada es libre y gratuita.

DIA 3

En nuestro último día en Berlin decidimos hacer una excursión especial, ofrecida por SandemansTour al Campo de Concetración de Sachsenhausen. Decidí escribir un post aparte sobre este tour contándoles mi experiencia y opiniones. Para leerlo hagan clic aquí.

Al regresar del tour recorrimos lo que nos restaba de la ciudad. Fuimos a uno de los rincones más famosos de la ella: el Checkpoint Charlie. Fue el punto de paso más conocido de los utilizados durante la Guerra Fría. En él se podía conseguir el visado diurno para cruzar a Berlín Este desde Berlín Oeste. Hoy en día es una atracción turística donde unos hombres disfrazados de soldados te cobran por tomarte una foto con ellos. Se puede ver la foto de los últimos soldados, uno soviético y otro americano, en custodiar el cruce antes de la caída del muro.

Berlin es una gran ciudad a visitar, moderna y artística. Pareciera mentira que quedo reducida a cenizas hace 70 años. Lleva con la cabeza en alta el peso de su oscura historia, sus cicatrices están a la vista de todos. Resurgió de sus cenizas, un ejemplo a seguir. Auf Wiedersehen Berlin!

Para seguir mi viaje en orden cronológico lee el post de la siguiente ciudad: PRAGA.

Les dejo un mapa con mis puntos de interés recorridos durante mi visita a Berlin: