AMSTERDAM

  • Fecha de Viaje: Octubre 2016
  • ¿Cómo llegué a esta ciudad?: Tren desde Bruselas, Bélgica.
  • ¿Cuántas noches me quedé?: 2 noches
  • Hotel Elegido: The Bulldog Hostel

LIBERTAD Y TOLERANCIA

Amsterdam 1

DIA 1

Llegamos a la capital de los Países Bajos luego de un viaje en tren de casi 3 horas (de BrujasBrusellas en los trenes Intercity Brussels, 1 hora de viaje y luego de Brusellas Amsterdam 2 horas con la empresa Thalys). Para leer mis post sobre las ciudades que recorrí en Bélgica hace clic en los siguiente enlaces: BruselasBrujas.

Caminamos desde la estación de tren Amsterdam Central hasta nuestro hostel: The Bull Dog Hostel. Amsterdam es otra ciudad donde el hospedaje no es nada barato. Nos decidimos por este hostel por su gran ubicación, en pleno Barrio Rojo. Por 30€ conseguimos una habitación compartida de 12 camas con baño privado y desayuno. Era mi primera vez en una habitación tan grande y la experiencia fue muy buena. La habitación era grande y contaba con dos baños dentro. La verdad es que, si bien la habitación estaba completa, nunca estuvimos más de seis personas al mismo tiempo, ni siquiera de noche. El hostel cuenta con un bar y coffee shop. Bull Dog tiene tres coffee shop en el centro de Amsterdam pero solo un hostel.

 

Recorrimos la ciudad de la mano de Sandemans (una vez más). Esta empresa ofrece un Free Walking Tour de 3 horas para recorrer todos los puntos más importantes del centro histórico. Nuestro punto de encuentro fue la plaza principal de la ciudad: Plaza Dam. En el centro de la plaza se alza el Monumento Nacional, un obelisco de 22 metros de altura que fue construido en homenaje a los soldados holandeses caídos en la Segunda Guerra Mundial. El nombre de la plaza significa “dique”. Su nombre se debe a que en 1214 se construyó el primer dique del río Amstel, río que dio nombre a la ciudad. Durante nuestra visita hubo una feria funcionando todos los días en la plaza, muy divertida!

_DSC1030

Dominando la Plaza Dam se encuentra el Palacio Real, construido entre 1648 y 1655. Este Palacio neoclásico fue utilizado como Ayuntamiento en sus orígenes y actualmente es la sede de diversos actos oficiales.

_DSC0013
Palacio Real

Otro importante edificio de la plaza es la iglesia Nieuwe Kerk. La Iglesia Nueva, en español, data del siglo XV. Sus arcos apuntados y enormes vidrieras han presenciado las bodas reales y la coronación de los monarcas holandeses desde el año 1814. Se puede ingresar a su interior, la entrada cuesta 8€.

_DSC1032
Nieuwe Kerk

Muy cerca se encuentra la Oude Kerk o Iglesia Vieja. Fue construida en 1302 y es el edificio más antiguo de la ciudad. La iglesia comenzó siendo una capilla de madera que con el paso de los años se fue ampliando hasta convertirse en una gran basílica gótica. Algo que sin duda sorprende a cualquier viajero es la situación de la iglesia: la Oude Kerk se encuentra en pleno corazón del Barrio Rojo, rodeada de luces de neón y un sinfín de mujeres que se exponen en los escaparates. Esto nos demuestra una vez más que Amsterdam es una capital tan liberal como religiosa. La entrada cuesta 10€.

Caminamos unos minutos hasta la Plaza Spui. Antes de convertirse en la plaza que conocemos hoy en día, esta zona era un cuerpo de agua que marcaba el límite donde terminaba la ciudad de Amsterdam, hasta que en 1882 la zona fue “rellenada” para convertirse en la pequeña y agradable Plaza Spui. Esta acogedora plaza, situada muy cerca de la universidad, fue sede del movimiento “Provo” en los años sesenta. Uno de los principales atractivos de la plaza son los mercados que cada semana ofrecen a sus visitantes la oportunidad de encontrar todo tipo de obras literarias o artísticas.

Spui
Plaza Spui

A solo unos pasos de esta plaza se encuentra un rincón de paz y tranquilidad con nombre propio: Begijnhof. Se trata de un conjunto de elegantes casas fundado en 1346 para albergar una hermandad femenina católica laica: las beguinas. Hay varios edificios en Begijnhof con su propia historia. En el número 34 de este bonito vecindario podréis ver la casa más antigua de Amsterdam, data de principios del siglo XVI y es una de las dos únicas casas que quedan en la ciudad con fachada de madera. Este tipo de construcciones fueron prohibidas en 1521 debido a su facilidad para incendiarse. Justo enfrente de sus casas, las beguinas acudían la Engelse Kerk, una iglesia que data del siglo XV. Después de la Reforma esta iglesia les fue confiscada y en 1665 se vieron obligadas a unir dos casas para construir la Capilla de Begijnhof. Esta capilla se convirtió en la primera iglesia clandestina de la ciudad.

Amsterdam_Begijnhof_2008
Begijnhof

Caminando unos minutos en dirección sur llegamos hasta el famoso Bloemenmarkt, o Mercado de las Flores. Desde el año 1862, el mercado no es sólo un atractivo turístico, si no que es el lugar preferido por los locales para comprar flores y plantas. En sus orígenes, hace más de 140 años, llegaban a diario hasta aquí cientos de embarcaciones con plantas y flores para su venta. El gusto de los holandeses por las flores es algo que nunca han perdido. Hoy en día apenas se trata de un mercado flotante, ya que está dispuesto en plataformas y barcazas muy bien sujetas al borde del Canal Singel. En el Mercado de las Flores podréis encontrar todo tipo de flores, tulipanes de todos los colores, semillas de plantas muy variadas y artículos de jardinería.

flores
Bloemenmarkt

Seguimos en dirección sur, cruzando varios canales llegamos hasta la Plaza Leidseplein. Sus alrededores constituyen uno de los centros de animación más atractivos de la ciudad. En la zona hay gran cantidad de bares, restaurantes, discotecas, cines y teatros. Aquí se encuentra también el Casino de Holanda. Durante el día, artistas callejeros ofrecen sus espectáculos y la plaza se llena de malabaristas, mimos, traga fuegos y músicos. Si queréis ir de compras, Leidsestraat es una de las calles más saturada de tiendas de moda. Frente a la plaza se encuentra el Teatro Municipal, un enorme edificio neo-renacentista construido en 1894.

teatre
Teatro Municipal

Aquí terminó nuestro tour que, una vez más, fue muy bueno. Los guías de Sandemans saben mucho de la historia de la ciudad y te la trasmiten con una pasión única. Sus tours son mucho más entretenidos y descontracturados que los clásicos tours donde seguís a tu guía con su clásica banderita, para no perderlo, y te repite sin muchas ganas su speech.

Durante el resto de la tarde nos dedicamos a pasear por el centro de la ciudad y enamorarnos de sus canales. Sin duda lo más destacable de Amsterdam es su gran sistema fluvial, históricamente mucho mayor que el de Venecia. La longitud total del sistema de canales de Amsterdam es de 75 kilómetros y da origen a más de 1000 puentes. En los canales viven miles de familias en las más de 2.500 casas flotantes.

_DSC1033

Por la noche fuimos a una cervecería que nos recomendaron los locales: Brouweij De PraelEn pleno centro de Amsterdam esta cervecería ofrece 13 variedades de cerveza artesanal, una más sabrosa que la otra, a un excelente precio. Lleno de locales, creo que fuimos los único turistas esa noche, el bar es muy animado. Show de karaoke y polcas en vivo, obvio todo en neerlandés. Se los recomiendo.

DIA 2

Nuestro segundo día fue dedicado a los museos de la ciudad. Comenzamos por el más grande y conocido: Rijksmuseum

_DSC1081

El Rijksmuseum está considerado como el mejor museo de Holanda. Con la mayor colección de cuadros del Siglo de Oro holandés atrae a cerca de dos millones de visitantes anuales. Tiene también varias salas de instrumentos musicales, cerámicas, antiguas casas de muñecas y representaciones de distintos barcos de la época en que Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales dominaban los mares del mundo.

El diseño del Rijksmuseum (obra del mismo arquitecto que la Estación Central) fue muy criticado por su adornada fachada y sus tejados neogóticos. Dos de las obras más destacadas son:

  • Ronda de Noche: El mejor cuadro de Rembrandt fue el mismo que le llevó a la ruina. En esta obra de grandes dimensiones, pintada entre 1640 y 1642, se puede admirar una visión distinta de la milicia neerlandesa.

5 - The_Nightwatch_by_Rembrandt

  • La Lechera: Esta pintura de Johannes Vermeer de un realismo insuperable mezcla perfectamente el sosiego de la sirvienta con el movimiento de la leche.

Vermeer-La-Lechera

El museo es un imperdible de Amsterdam, uno de los mejores de Europa sin duda. Se encuentra abierto de 9hs a 17hs y la entrada cuesta € 17.50.

A solo metros del Rijksmuseum se encuentra el Van Gogh Museum. Este museo es el segundo museo más visitado de Amsterdam con más de 2 millones de visitantes anuales. A lo largo de sus tres plantas encontraremos, entre otras cosas, más de 200 obras originales del pintor holandés, 500 dibujos y decenas de cartas.

van-gogh-museum

Vincent Van Gogh nació en Groot-Zundert en 1853 y, tras recibir una esmerada educación en un internado, pasó por varios puestos de trabajo hasta descubrir en la pintura su auténtica vocación. En la Navidad de 1888 Vincent tuvo su primera crisis mental que le llevó a cortarse parte de la oreja izquierda. En 1889, Van Gogh ingresó voluntariamente en un hospital psiquiátrico donde permaneció un año. Durante este tiempo perdió el contacto con la realidad y le invadió una gran tristeza. Cuando su estado mental se deterioró aún más, el artista acabó disparándose en el pecho en 1890. Murió a los dos días a la edad de 37 años. En vida vendió sólo un cuadro.

_DSC1061

En la primera planta del museo se explica la historia de Vincent Van Gogh contada cuadro a cuadro. Sus pinturas se encuentran ordenadas cronológicamente, de modo que podrás observar fácilmente la evolución del artista desde las escenas campestres de sus comienzos hasta los tormentosos trabajos del final de su vida. En la segunda planta se exponen investigaciones realizadas sobre algunos de los cuadros y sobre otros que se le atribuían sin tener certeza de ello. En la tercera y última planta se muestra una colección de pinturas del siglo XIX, donde se observa la relación de los artistas contemporáneos de Van Gogh con su obra.

Otro gran museo. Si te gusta la pinturas de Van Gogh no podés dejar de visitar este museo, entenderás mucho de su vida y sus obras. La entrada cuesta 17 €.

El último museo del día fue La Casa Museo de Rembrandt. Este es el lugar donde vivió, pintó y sorprendió a sus contemporáneos uno de los artistas más importantes de todos los tiempos: Rembrandt Harmenszoon van Rijn. Maestro de la técnica pictórica, del dibujo y del grabado, Rembrandt compró esta casa en 1639 cuando era un artista de éxito. En 1656 se declaró en quiebra porque las deudas le ahogaban, así que todos los objetos de valor de la casa acabaron siendo subastados. Hoy en día la Casa de Rembrandt está completamente restaurada para recuperar el aspecto que tenía en el siglo XVII, con sus muebles tradicionales y sus paredes decoradas con cuadros de otros artistas de la época. La parte más importante de la casa es la sala donde pintó sus obras maestras. Además de esta sala también se puede visitar la cocina, algunas habitaciones y una sala de arte donde se recogen los objetos que utilizaba como modelos para sus pinturas y las de sus alumnos, tales como figuras de yeso, animales extraños o caracolas. Muchos culpan a una de las más grandes obras de arte de Rembrandt, “Ronda de Noche“, de su paso de hombre rico a hombre pobre. Toda su fortuna se desvaneció como por arte de magia cuando pintó este cuadro completamente diferente a los anteriores retratos contemporáneos, notoriamente más sobrios. Actualmente este cuadro se encuentra expuesto en el Rijksmuseum. La entrada al museo cuesta € 13.

rembrandt-house-museum-amsterdam

Otra famosa atracción de la ciudad, a la que decidí no ir, es la Casa Museo de Ana Frank. Situada en pleno corazón de Amsterdam, la Casa de Ana Frank es uno de los edificios más significativos de su historia. Allí vivieron escondidos Ana Frank y su familia durante la invasión nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Ana Frank fue una de los millones de judíos que fueron perseguidos durante la Segunda Guerra Mundial. En su diario nos cuenta, en un lenguaje claro y sencillo, sus pensamientos y los acontecimientos que tuvieron lugar entre julio de 1942 y agosto de 1944. La entrada cuesta 9€ y recomiendo sacarlo online con anticipación. Es muy requerida y casi imposible conseguir tickets en al puerta del museo.

Para cerrar mi visita a esta gran ciudad, quería contarles un poco lo más controversial y conocido de Amsterdam: la Barrio Rojo y los Coffee Shop.

En pleno corazón de la ciudad se encuentra esta zona que destaca por la gran cantidad de neones y luces rojas que adornan sus escaparates. Este pintoresco y turístico barrio es el mundialmente conocido Barrio Rojo. El mismo está situado en la parte antigua de Amsterdam y es el más visitado por los turistas que, curiosos, se acercan atraídos por el placer de lo prohibido. La prostitución es mundialmente conocida como “el negocio más antiguo del mundo” y es que, ya en la edad media, los burdeles de Amsterdam eran administrados por el Sheriff y sus hombres de confianza. En el siglo XVII aparecieron las primeras vitrinas en esta zona. En estos escaparates las prostitutas ofrecen sus servicios y también generan una gran expectación entre los transeúntes. Amsterdam es una de las trece ciudades holandesas donde existe la prostitución en los escaparates. En los Países Bajos la prostitución es legal desde 1911. Las mujeres del Barrio Rojo alquilan el escaparate en el que trabajan y contribuyen con sus impuestos como cualquier trabajador holandés. En la zona esta prohibido sacar fotos.

Visita-el-Barrio-Rojo-de-Ámsterdam

A primera vista un coffee shop podría parecer simplemente una cafetería o un bar, pero nada más lejos de la realidad: en los coffee shops está legalizada la venta y el consumo de marihuana. En la mayor parte de los coffee shops no venden bebidas alcohólicas y, lo que es más sorprendente aún, aunque fumar hachís y marihuana está legalizado, en ellos no está permitido fumar tabaco. El consumo y la venta de las denominadas “drogas duras” tampoco está permitido en los coffee shops. En Amsterdam podrán consumir marihuana de múltiples formas: tomándola en forma de té, fumándola en pipas de agua e incluso se pueden encontrar magdalenas, pastelitos y golosinas de todo tipo hechos a base de cannabis. Aunque el humo es inevitable, si queres entrar pero no queres tomar ninguna droga, podres tomar un café o cualquier otra bebida. De los casi 1000 coffee shops que había en Amsterdam hace 10 años, en la actualidad se pueden contar unos 150 debido a la presión que ejercen los países vecinos y a la del propio gobierno holandés para reducir este tipo de turismo.

los-coffeeshop-en-amsterdam-1-83

Amsterdam fue una gran aventura. Pasear por la ciudad cruzando canal tras canal o visitar sus museos es siempre un buen plan. Gracias a haber aprendido la historia de su pasado, comprendí su presente. Es la ciudad de la “libertad y la tolerancia”, donde toda expresión es válida siempre y cuando no molestes al de alado. Una lástima que para muchos turistas sea solo la ciudad de “las putas y los porros”, confundiendo “libertad” con “libertinaje”. Tot ziens Amsterdam!

Para seguir mi viaje en orden cronológico lee el post de la siguiente ciudad: BERLIN.

Les dejo un mapa con mis puntos de interés recorridos durante mi visita a Amsterdam.