Primera vez en un aeropuerto: Guía para tomar tu primer vuelo

Llego ese día tan esperado. El día de tu primer vuelo. Ese momento de libertad absoluta de subirte a un avión y trasladarte miles de kilómetros en un par de hora (o muchos pares de horas). La ansiedad y los miedos se hacen presente en este mundo desconocido para ti.

Mi primer vuelo fue en 2013 desde Buenos Aires a San Pablo, Brasil y, como era de esperar, lo perdí. Hoy, casi 30 vuelos después (nunca perdí otro), puedo darte algunos tips para tu primera experiencia en un aeropuerto. Es más fácil de lo que pensas.

 CHECK-IN

Una vez que tengas tu pasaje comprado, lo siguiente será realizar el check-in a través de la web o la app de la aerolínea de tu vuelo. Esto sirve para poder seleccionar el asiento, tipo de comida, y algunas otras preferencias o servicios, dependiendo de la aerolínea y tu categoría de ticket (Primera Clase, Turista, etc) Dependiendo de la aerolínea, el check-in se puede hacer entre 48 y 24 horas previas al viaje. Una vez finalizado el trámite, te van a dar un “comprobante” que debes presentar en el aeropuerto. En algunos casos es necesario imprimirlo (lo aclara en el comprobante y suelen pedirte 2 copias: una que se quedan el personal del avión y otro para vos), y en otros, basta con mostrar tu celular con la app donde figure el check-in.

También podes hacer el check-in en las terminales automáticas que hay en algunos aeropuertos (averigua antes si la aerolínea que vas a usar dispone de estés servicio en el aeropuerto). Si optas por esta ultima opción, recomiendo que lleguen con tiempo suficiente al aeropuerto.

 AEROPUERTO


Al aeropuerto hay que llegar con bastante anticipación. Yo recomiendo estar 3 horas antes de la partida de tu vuelo, para vuelos internacionales, y 2 horas antes para vuelos de cabotaje (dentro de un mismo país). Parece que es mucho tiempo, pero si de casualidad al mismo horario salen varios vuelos, podes sufrir retrasos en Migraciones o Aduanas. Sobre todo, en épocas de vacaciones. El tránsito y el camino de tu casa al aeropuerto también deberá ser un factor a tener en cuenta. Mejor prevenir y que te sobre tiempo a tener que correr de una punta a la otra dentro del aeropuerto para no perder tu vuelo (me pasó en el aeropuerto de Rio de Janeiro y no fue “divertida” la experiencia). Preferible que te sobre tiempo para recorrer el Free Shop tranquilo, tomarte un café o simplemente ver los aviones aterrizar y despegar.

Una vez en el aeropuerto el primer paso es al área de partidas, donde se encuentran los mostradores de las aerolíneas. Asegúrate de estar en el área correcta, porque según el aeropuerto, puedes tener “partidas nacionales” y “partidas internacionales”, y pueden llegar a estar bastante lejos una de otra. Cada aerolínea tiene diferentes mostradores, según el número de vuelo y destino, por lo que tendrás que buscar el tuyo.

Una vez encontrado el mostrador de tu aerolínea vas a presentar el check-in impreso o en la pantalla de celular/tablet (según lo permitido por la aerolínea) y tu documentación (DNI, Pasaporte). Si al momento de llegar al aeropuerto no hiciste el check-in, te lo harán en mostrador, pero no podrás elegir el asiento. Si tienes equipaje para despachar, lo vas a dejar aquí. Te lo van a pesar para ver si cumple con la reglamentación, la cual suele ser de hasta 23 kilos para bodega y 7 kilos para equipaje de mano (el que subís con vos al avión). Hay que tener en cuenta las restricciones del equipaje de mano de cada aerolínea. Por lo general no puedes llevar ningún elemento cortante, inflamable ni spray. Los líquidos son permitidos hasta tres contenedores de 100 ml. Les recomiendo que revisen la web de su aerolínea para confirmar estos datos. Para finalizar, te entregarán la tarjeta de embarque (Boarding Pass en inglés) junto con el comprobante para retirar el equipaje en destino.

Tarjeta de Embarque


Con la tarjeta de embarque en mano, debes dirigirte a las puertas de embarque. Cambia de aeropuerto en aeropuerto, pero está siempre muy bien señalizado. Le puedes preguntar al personal del aeropuerto, o a quien te atienda en el mostrador. Pero siempre hay carteles muy visibles que dicen “embarque” o “puertas de embarque”.


El último paso antes de llegar a las puertas de embarque, son los controles de seguridad. Cada aeropuerto o país tiene sus normas y reglamentos. Por lo general revisan tu equipaje de mano con Rayos-X y a vos te hacen pasar por un detector de metales. Se recomiendo colocar en las bandejas que te dan todo lo metálico (anillos, pulseras, cadenas, reloj), abrigos y a veces, si lo indica el personal de seguridad, también tienes que sacarte las zapatos. Si tu cinturón tiene apliques de metal (tachas) es recomendable que te lo saques también.


Computadoras y tablets se deben retirar del equipaje para ser colocadas en las bandejas y pasar por los Rayos-X. En algunos países te pueden pedir que prendas el dispositivo, y si no prendiera por falta de batería, te lo retienen y no puedes viajar con él.

MIGRACIONES 

Migraciones es la parte más sencilla. Lo único importante es tener el pasaporte con hojas libres y no vencido. Algunos países solicitan contar con una Visa para poder ingresar. Esta info la podes sacar de la web de la embajada del país al que te diriges. Cuando te llamen al mostrador vas a mostrar tu pasaporte y la tarjeta de embarque.


Luego de haber pasado Migraciones, entrarás en el área de embarque, donde se encuentran las puertas de embarque. Ahí encontrarás el free shop, tiendas, restaurantes, cafés, baños, enchufes para cargar tus dispositivos, y varios servicios que varían de aeropuerto en aeropuerto. En los principales aeropuertos del mundo, hasta puedes encontrar duchas y salas para dormir. Todo lo que compres aquí, puedes llevarlo sin problema en el avión.

PUERTA DE EMBARQUE

El último paso será encontrar tu puerta de embarque. No te distraigas mucho en el free shop, alguno aeropuerto son muy grandes y tu puerta de embarque puede estar en la otra punta. Mi consejo: busca primero la puerta de embarque y después recorre tranquilo el free shop, siempre estando atento al horario de apertura de tu puerta. El número de tu puerta de embarque está marcada en tu tarjeta de embarque, así como, la hora de apertura de la misma. Por las dudas, siempre comprueba en las pantallas que la puerta de embarque designada a tu vuelo sea la misma de la tarjeta de embarque.


Dependiendo del avión se suelen hacer varias filas frente a la puerta de embarque: una para business, pasajeros frecuentes y personas que necesiten asistencia para abordar; y otras para clase turista. Esta ultima se divide, a su ves, por fila de asiento para hacer el embarque lo más ordenado y rápido posible.

Una vez dentro del avión solo resta disfrutar tu ansiado y esperado vuelo.


¿Tienes alguna otro tip? ¿Tienes algo más de info para aportar? Comenta debajo para que todos los viajeros nos enteremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s